Deporte

 

La palabra deporte proviene del latín deportare y no del vocablo inglés sport. La primera referencia a esta palabra la encuentra en el provenzal y de ella pasa a otras lenguas romances como el francés o el castellano. Etimológicamente esta palabra se utilizó para referirse a regocijo, diversión, recreo, etc. Actualmente con el término deporte se designa un tipo de actividad con unas características determinadas, aunque la propia definición es origen de múltiples controversias en distintos autores. Si comenzamos por revisar la definición dada por el diccionario de la Real Academia de la Lengua, ésta hace referencia a “recreación, pasatiempo, placer, diversión o ejercicio físico, por lo común al aire libre” y añade, además, que es una “actividad física, ejercida como juego o competición, cuya práctica supone entrenamiento y sujeción a normas”. El carácter polisémico del término se constata si hacemos un rápido repaso histórico sobre la delimitación conceptual del término deporte, tal como han realizado algunos de los principales autores que han trabajado en este ámbito. Desde esta óptica podemos comprobar no sólo la evolución del concepto sino también el origen de algunas controversias. Para Pierre de Coubertin, el deporte aparece como la ejecución de ejercicio muscular, habitual y voluntario con el deseo de progresar, asumiendo cierta dosis de riesgo. Pero también es cierto que en su último trabajo (Cagigal, 1981) afirma que nadie ha podido definir el deporte ni en su realidad antropocultural ni en su realidad social, básicamente porque está en constante cambio y porque además engloba una realidad social muy compleja. Por su parte Diem (1966) asume que el deporte es un juego, pero un juego serio que es portador de normas y de valores, que está sometido a reglas, cuyos principales objetivos son la integración, la superación y el logro de buenos resultados. Por otra parte, la sociedad reconoce el deporte como un hecho universal y como un fenómeno que mueve masas y como uno de los mejores medios para ser reconocido en el medio social. En el ambiente escolar, debemos recordar que el deporte competitivo se debe realizar a nivel extraescolar, ya que en la clase de Educación Física el deporte debe adquirir las características de vivencia especialmente como medio de socialización.