Ritmos Circadianos

Platón, uno de los grandes filósofos griegos decía que si observamos el vuelo de un pájaro podemos tener una idea de lo que sea el ritmo. El ritmo tiene que ver con espacios y tiempos, con armonía. Los ritmos circadianos se llaman así por su “circularidad”, es decir, describen un periodo circular. Por otro lado, los ritmos biológicos nos permiten vivir en equilibrio con los ritmos de la naturaleza. Así tenemos: día-noche, estaciones del año, respiración, ritmo cardiaco, ritmo de juego, de carrera, etc. Cuando no respetamos estos ritmos se produce un desequilibrio en nuestro organismo, y aparece lo que generalmente conocemos como stress, es decir, el organismo se rebela enfermándose frente a ritmos que no son naturales. Esto ocurre especialmente cuando modificamos las horas de trabajo y de descanso, durmiendo más o menos de lo que corresponde. En cuanto a la naturaleza es evidente que no hemos respetado para nada sus ritmos, razón por la cual hoy enfrentamos cambios climáticos, tormentas y toda una serie de fenómenos que nos tienen bastante preocupados. Para los deportistas los ritmos circadianos son importantes porque existe un fenómeno que se conoce como “jet lag” y corresponde a un conjunto de alteraciones fisiológicas como malestar general, mareos, trastornos del sueño e insomnio, asociadas a los viajes en avión cuando vamos a un país que tiene un horario contrario al nuestro. Es decir, donde deberíamos dormir tenemos que despertar porque en ese lugar está amaneciendo. Todo esto afecta el rendimiento, físico, mental y social. Por eso dichos deportistas deben llegar varios días antes de la competición para regularizar su organismo a este nuevo horario. En el caso de la vida escolar, no dormir en las horas que corresponde, disminuye el rendimiento en una prueba. Esto va unido a los ritmos de desarrollo físico y mental de niños y niñas que los profesores debemos conocer y considerar antes de planificar clases de Educación Física. En general, todo está sujeto a ritmos y cuando estos ritmos se quiebran no puede haber coordinación ni armonía entre las personas, ni entre estas con la naturaleza. Vivir conscientes de cada uno de estos ritmos es un paso hacia la vida en paz y equilibrio con todo lo que nos rodea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s