Psicomotricidad

 

El objetivo principal de este sistema es tener fundamentos teóricos que permitan comprender y entender los cambios que ocurren en los procesos de crecimiento, maduración, desarrollo y de aprendizaje de las habilidades motrices y de esta manera poder intervenir en estos procesos de forma más precisa y adecuada a las características y necesidades de los niños, sus principales características son: atender las necesidades y expectativas de movimiento de los niños; verificar lo que ocurre en el sistema nervioso central del niño o niña cuando este pasa de un estado de no conocimiento de una habilidad para un estado en el cual esa habilidad es aprendida y automatizada por él; preocupación con los procesos y transformaciones en el ámbito del sistema nervioso central; visión finalista, ya que su meta principal es el dominio de habilidades motrices de forma eficiente, siendo esa característica la que direcciona todo el proceso de aprendizaje; su objeto de estudio es el movimiento humano y su paradigma de trabajo es el de “control/información”. El conocimiento de los procesos de crecimiento, desarrollo y aprendizaje motriz, permitiría que los profesionales de la Educación Física tuvieran una actuación más coherente con relación a la naturaleza motriz del ser humano. En el entendimiento de Pérez Gallardo (1993), esta visión puede contribuir con las propuestas curriculares de los Jardines Infantiles y escuelas de enseñanza básica y media, para adecuar y diferenciar los contenidos a las fases de desarrollo de los alumnos y también por actividades que sean generalizables para todos los niveles de la educación. Es importante resaltar que el profesional que trabaja con niños debe conocer y respetar sus características, sus necesidades, sus interese y la etapa de desarrollo biológico en la que se encuentran. La función del profesor dentro de esta visión es presentar una diversidad de situaciones en las cuales las habilidades puedan ser ejecutadas, llevando al alumno no solamente a tener consistencia en el movimiento, más también la constancia. Para ello el profesor debe diversificar los ambientes y las actividades, de tal manera que niños y niñas puedan obtener la mayor cantidad de información tanto del medio externo como interno, desarrollando seguridad y confianza en sus movimientos y desplazamientos.