Politica, sexualidad y religión

Tres temas complejos, tres conceptos cuyas definiciones poseen un alto grado de subjetividad y contenido cultural. No es fácil hablar de ellos, mucho menos combinarlos. Pero, es precisamente esos temas los que nos tienen con graves problemas de convivencia, los que llevan al ser humano a discriminar a otro por el simple hecho de pensar o ser distinto. Y ¿Cómo aparece la pedagogía aquí? ¿Cuál es su papel respecto de estos temas? Según entiendo, debiera ser preocupación fundamental de quienes forman profesores, considerar estos temas en la formación profesional de un pedagogo. Es decir, los profesores, educadores, debemos ser formados en conceptos tan relevantes como política, sexualidad y religión. La mayor parte de la población manifiesta ignorancia respecto de los temas políticos; respecto de la sexualidad, se han producidos muertes por no entender o aceptar las diferencias sexuales entre seres humanos; en cuanto a religión, no hemos generado una educación que permita entender y respetar la fe que cada uno tiene como dominio de su existencialidad. Es lamentable que temas como estos no ocupen un lugar relevante en el currículo de formación profesional, porque evidentemente, si los profesores no discuten sobre esto desde su especialidad, mucho menos lo harán los niños y niñas que serán sus estudiantes en escuelas y liceos de nuestro país. La información que se discuta respecto de estos temas, podría aminorar la odiosidad que algunos van creando, generalmente desde la ignorancia. Personalmente no recuerdo que alguien, en mi infancia, adolescencia o juventud me haya indicado la diferencia o semejanzas entre la “derecha” e “izquierda”, mucho menos me hablaron de homosexualidad o bisexualidad; recuerdo que teníamos una clase que se llamaba “religión”, pero no me mostraron que habían otras religiones, otras creencias. En estos temas, muchos hemos ido “haciéndonos” solos, y en ese camino descubrimos que hay una diferencia enorme, entre saber, comprender y aceptar el pleno derecho de quienes piensan, sienten y practican una fe, una sexualidad y una politica distinta de la nuestra.