Obesidad y cambio cultural

Estos días los medios de comunicación nos han informado sobre el problema de salud físico-orgánico que ya muchos habían detectado sin mayores test o encuestas. Es cuestión de tan solo observar a nuestro alrededor y podemos ver cómo ha aumentado la cantidad de personas con evidente sobre peso. Estamos frente a una problemática multidimensional y multifactorial. Es decir, no es uno sólo el factor determinante del crecimiento de la obesidad en la población ni tampoco una sola dimensión la afectada. Es paradojal que en una sociedad preocupada por el sedentarismo exista tanta atención a la comodidad. Inventamos las escaleras mecánicas, los controles remotos, salón-cama en buses, y en las oficinas tenemos los escritorios y sillas con ruedas, etc. Y ahora sucede que las clases de Educación Física serán las responsables por disminuir el impacto de esta creciente “cultura de la comodidad”. Sucede que esta problema viene siendo en parte el resultado de una cultura que comenzó a gestarse por allá en los años ’50 con la aparición de la informática y que algunos denominan “era posmoderna”, caracterizando una sociedad altamente automatizada, de consumo, de pérdida de los ideales, hedonista y sin mucho interés por los asuntos éticos y morales. Esta nueva cultura social viene de la mano de un mundo capitalista neoliberal, donde la satisfacción inmediata de los sentidos parece ser el orientador de la conducta humana. Por todo ello no será fácil hacernos volver a la simplicidad o al sacrificio de una autodisciplina a prueba de tentaciones. Lo que se necesita es otro cambio cultural. No será suficiente más horas de Educación Física en escuelas y liceos si el kiosco de la esquina continua vendiendo papas fritas, completos y bebidas azucaradas (o las seguimos comprando con la excusa de que no hay tiempo ni dinero para otra cosa). Por otro lado, los educadores esperamos que las clases de Educación Física no se transformen en agotadoras sesiones de entrenamiento, porque definitivamente esa no será la mejor manera de motivar a niños y niñas a la práctica constante de una actividad física para una vida saludable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s