Nuevos conceptos, otra Educación Física

 

Cultura matríztica, cultura patrimonial, dominio conceptual, pedagogía de la cultura corporal, formación humana, epigenésis, son algunos de los nuevos conceptos que comienzan a aparecer en el ámbito de la Educación Física escolar, especialmente en la formación inicial de profesores del área. Y cuando decimos que estos nuevos conceptos se relacionan con “otra” Educación Física, lo que estamos queriendo decir, es que hemos dado una nueva mirada tanto a la formación como a la actuación profesional de los profesores que utilizan la Educación Física como medio para educar a la persona. Y cuando decimos “educar” estamos en franca oposición con el acto de “instruir”, entendiéndose por esto último, una acción que no supera el nivel de información, en el cual el alumno o alumna se limita a reproducir movimiento sin contexto y sin posibilidades de modificar dicha reproducción, lo cual lo transforma en un ser casi no pensante, en el sentido de no desarrollar una actitud crítica frente a su propia formación. Esto es especialmente delicado en la Educación Superior, donde el objetivo primordial es formar en el sujeto un espíritu crítico, históricamente situado, capaz de producir su propio conocimiento y no sólo de replicar lo que le entregan sus profesores. “Otra” Educación Física, es la que se opone a la medición de variables físico-orgánicas, queriendo reemplazar con esto un verdadero proceso de enseñanza-aprendizaje. Medir cuanto corre o cuanto salta un niño está muy lejos de ser el reflejo de una evaluación de procesos de aprendizajes significativos. La Educación Física que todos conocemos es la que mide y califica, coloca notas por muchas cosas que los niños no entienden; obliga a niños y niñas a ejecutar muchas destrezas que no pueden hacer; repite año a año los mismos contenidos y las mismas actividades, en fin, es la que no ha cambiado desde prácticamente sus inicios por allá en el siglo XVIII. Esta “otra” Educación Física de la que hablo, necesariamente nos lleva a aprender nuevos conceptos, nuevas formas de ver el mundo, nos obliga a cuestionar lo aprendido en el siglo XIX y XX, y reconocer que los niños y niñas del siglo XXI reclaman y esperan otra Educación Física. Una que los valore por lo que son capaces de desarrollar en sus mentes y sus espíritus y no sólo por lo que sus cuerpos son capaces de hacer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s