Motricidad Humana

 

La expresión Motricidad Humana, propuesta por Manuel Sergio en 1979, nace como una necesidad de modificar la denominación de la disciplina que todos conocemos como Educación Física. Según el autor la Educación Física no abarca todo el campo de acción de sus profesionales, dado que, “como especialistas de la ciencia de la motricidad humana, les cabe, por derecho propio, el juego, el deporte, la gimnasia, la danza, el circo, la ergonomía y la re-habilitación”. El autor, define este campo de acción como “ciencia de comprensión y de explicación de las conductas motoras, visando el estudio y constantes tendencias de la motricidad humana, en orden al desenvolvimiento global del individuo y de la sociedad y teniendo como fundamento simultáneo lo físico, lo biológico y lo antroposociológico.” Esto quiere decir que los profesores de Educación Física debemos buscar en nuestras intervenciones pedagógicas no sólo la descripción de movimientos sino también la explicación de estos en distintos campos de la actividad física. El problema se presenta cuando en la formación profesional de futuros o actuales profesores de Educación Física, la mayoría de las materias que se estudian no superan el ámbito de la descripción técnica de las acciones motoras. Desde ese punto de vista, es imposible aplicar los postulados de Manuel Sergio, debido más que nada a que las materias llamadas de la especialidad, específicamente los deportes, obedecen a técnicas y tácticas pre-establecidas que consecuentemente hacen difícil su modificación o cuestionamientos. Aplicar una ciencia de la motricidad humana significaría que los profesores que forman profesores de Educación Física deberían desarrollar en sus estudiantes un espíritu crítico y analizar los fenómenos del movimiento humano desde las perspectivas socio-culturales, filosóficas, políticas, artística y científica. Por el contrario, lo que generalmente se observa en las instituciones de Educación Superior donde se forman estos profesionales, es la enseñanza mecánica de técnicas y tácticas sin reflexión y con escaso análisis teórico, buscando el desarrollo de habilidades físicas y capacidades biológicas. Si a esto le sumamos el hecho de que las materias teóricas son evaluadas considerando exclusivamente la memoria, el concepto motricidad humana está muy lejos de ser aplicado.

Anuncios