La visión neuro-comportamental

Hacia el final de los años ’70 y comienzos de los ’80 llega a Sudamérica esta corriente conocida como psicomotricidad, que originalmente tenía la función de recuperar la imagen corporal, una forma de re-educación de los mutilados de la guerra y de ahí se extendió hacia la escuela. Fundamenta sus acciones en los juegos de movimientos y ejercicios, centrando sus orientaciones didácticas en el desarrollo de las estructuras psicomotoras de base: coordinación, equilibrio, lateralidad, organización espacio-temporal y esquema corporal en la búsqueda de una práctica centrada en el ajuste sujeto/espacio, cuerpo/alma. En esta visión se cambia de la educación del movimiento hacia la educación por el movimiento. Así, dentro de esta visión se llegó a determinar una secuencia de desarrollo motor, en la cual la mayoría de los niños se ubican. Esta secuencia propone cuatro fases: 1.fase de movimientos reflejos que se inicia a partir de los movimientos del feto en el útero hasta aproximadamente el primer año de vida; 2.fase de movimientos rudimentarios, periodo de transición para la fase de movimientos fundamentales; 3.fase de movimientos específicos del ser humano que va desde los dos hasta los seis o siete años aproximadamente; 4. Fase de movimientos especializados y/o culturalmente determinados donde ocurre un refinamiento progresivo de las habilidades especificas humanas, a partir de su aplicación en juegos, deportes y danzas, entre otros aspectos de la cultura. El inconveniente de esta visión es la especialización en una o algunas modalidades de la cultura motora, en especial los deportes, lo que limita las experiencias a una sola modalidad, dando pocas posibilidades de utilización de esa experiencia en otras actividades de la cultura corporal. La principal crítica que se hace a la Educación Física escolar en este enfoque es que la visión neuro-comportamental se preocupa sólo con el proceso de adquisición de habilidades motoras con énfasis en las habilidades deportivas, dejando muchas otras sin estimulo, olvidando que cada ser humano es una particularidad en una cultura determinada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s