Educación Física Sociocultural

 

La perspectiva socio-cultural de la Educación Física apunta hacia la necesidad de facilitar la apropiación de los elementos de la cultura corporal que forman parte de cada grupo social con todos los integrantes de la sociedad, partiendo del presupuesto que la cultura se adquiere de forma espiralada, teniendo como base la cultura del grupo familiar, la cultura local, regional, nacional y, finalmente, la cultura internacional (Pérez Gallardo, 2003). Para tales efectos se considera la gestualidad como paradigma de orientación en la construcción de las unidades curriculares que darán vida a los procesos didácticos y pedagógicos a través de los cuales el individuo construye su personalidad. En esta perspectiva no es importante la ejecución técnica de las habilidades que conforman la cultura corporal, ya que se focaliza la cultura corporal propia de los alumnos, llamada también cultura corporal popular, que está más orientada por el placer de ejecutar que por la búsqueda de rendimiento motriz. Al ocuparse de la cultura corporal de los alumnos, la Educación Física escolar utiliza las experiencias prácticas de ellos, y el currículo escolar es construido desde y sobre las prácticas de esos saberes, y no sobre la práctica hegemónica y deportiva de la escuela tradicional. En esta perspectiva, quien conoce, crea y practica la cultura corporal es el alumno y cabe al profesor investigar estas manifestaciones para ofrecer las informaciones necesarias y adecuadas para que los alumnos superen el conocimiento dado por el sentido común. Esta perspectiva socio-cultural, indica una orientación pedagógica en la que el profesional observa su intervención controlando la intensidad y complejidad de las habilidades motoras que son utilizadas en la cultura corporal, creando y construyendo permanentemente métodos adecuados para cada realidad escolar y, dentro de cada escuela, para cada grupo de niños y niñas. Muy diferente de la Educación Física tradicional que ya tiene consolidado los conocimientos que va a desarrollar en las clases, utilizando un mismo método para todos los alumnos, sin respetar las características personales ni las habilidades de los grupos que se forman a partir de sus propias experiencias corporales.

Anuncios