Educación Física exclusiva y excluyente

Es exclusiva cuando se enseñan contenidos exclusivamente deportivos, especialmente bajo el concepto de “técnica correcta”, que por lo general, solo pueden ejecutar eficientemente los deportistas que practican durante muchos años tal o cual deporte. Esto mismo la convierte en excluyente, porque excluye a aquellos niños y niñas que no poseen las condiciones físicas necesarias para realizar con éxito lo que se le pide. Y esto ocurre cuando tales contenidos se sistematizan en un currículo con marcada tendencia a perpetuar los intereses de una cultura dominante. Los niños y niñas suelen ser inclusivos en forma espontánea, es decir, intentan que todos participen de los juegos que ellos mismos inventan. Los niños aprenden a ser discriminadores porque cierto orden de escolarización les enseña a comportarse así. Los seres humanos y muchas otras especies somos poseedores de un sistema cerebral, conocido como sistema límbico, con el cual podemos sentir y expresar emociones, por lo tanto estamos dotados de elementos, también biológicos, que nos permiten reconocer entre lo que nos hace sentir bien o mal. ¿Cómo se siente Ud. cuando es discriminado? ¿Cuándo es excluido? Pues bien, si Ud. se siente mal, imagine un niño o niña. Él o ella no solo se sentirán mal, sino que además generará una actitud negativa, construyendo resentimientos que seguramente llevará por mucho tiempo. También debemos observar las actividades de competición, en las cuales, los que pierden casi siempre son los mismos. Tener cuidado al desarrollar actividades para hombres o mujeres por separado enviando el mensaje de “sexo fuerte” o “sexo débil”. Una forma clásica de exclusión es obligando a ejecutar destrezas para las cuales se requieren habilidades especificas o muchos años de entrenamiento, como la invertida o la voltereta. Por otro lado, si lo que se quiere es incluir y no discriminar, respetando la diversidad humana, debemos esforzarnos para tratar los contenidos flexibilizándolos de tal manera que el dominio técnico no sea el foco de atención, sino el dominio conceptual del mismo, buscando que el niño o niña no solo se divierta, sino que tenga la oportunidad de comprender la importancia de dicho contenido el desarrollo de su persona como ser individual y social.

Anuncios