Calidad de la Educación Física

El concepto calidad no nació en el ámbito de la educación, sino del área empresarial y se asocia al control de calidad de un producto para evitar la salida al mercado de bienes defectuosos, es decir, el concepto estaba pensado en razón de cosas materiales. La calidad de un producto estaría en estrecha relación con el grado en que cumple las especificaciones técnicas que se habían establecido cuando se diseñó. Obviamente todo esto pensando en satisfacer al cliente, aumentar la demanda y mejorar los índices de competitividad. Tomado así, este concepto no podría ser aplicado al ámbito de la educación, puesto que los educandos no son “cosas”, ni obedecen a especificaciones técnicas de fabricación. Debemos considerar que el ser humano existe en una tetradimensionalidad (espíritu, cuerpo, mente y socio-cultura), y ninguna de estas dimensiones actúa por separado. Recordemos que el SIMCE sólo mide una dimensión, lo que está en la mente, y, en nuestro caso, el cuerpo. Quizá sea esto lo que tiene a muchas personas enfermas en alguna parte de sus vidas. El ser humano no es un objeto de uso y consumo. Es ante todo, un ser emocional; lo que nos mueve son nuestras emociones. Cuando lo material se antepone a las otras dimensiones humanas ocurre una descompensación y lo más probable es que nos enfermemos. Por ello también, muchos seres sienten que no viven, sino que apenas sobreviven y no encuentran sentido ni significado en lo que hacen. Esto es particularmente penoso si miramos lo que está sucediendo en el mundo de la Educación Física. No se puede hablar de calidad en Educación Física si tan sólo evaluamos una dimensión humana. Estamos de acuerdo en que es necesaria una evaluación que mida nuestro estado de salud físico-orgánico pero no podemos llamar a eso medición de la calidad de la Educación Física. Debemos comprender que existen variables que no podemos definir ni controlar, precisamente porque el ser humano no es definible sólo desde una perspectiva y mucho menos un sujeto sometido a control de calidad de fábrica, particularmente porque dese la perspectiva humanista no existen seres con “errores” o “defectuosos”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s